Ha iniciado  el tiempo de Cuaresma y nuestro director, el padre Javier Riveros, se ha referido al mismo como un tiempo de conversión, tiempo para abandonar nuestras malas conductas y para volver a Dios de corazón.

El sacerdote eudista tomó el texto de 2 Crónicas. Cap. 7, versículo 14: “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”, dijo.

Vemos como esta cita nos invita a revisar nuestras vidas, pedir a Dios perdón por nuestros pecados transformar nuestros corazones, hace un llamado muy fuerte a la conversión personal, familiar, social y eclesial, y nos hace reflexionar sobre la conducta del hombre frente a los graves problemas que afectan a la tierra.

@elpadreavi nos recuerda en este inicio de Cuaresma que nuestra tierra necesita ser sanada, que el tiempo de Cuaresma nos acerca a nuestro Padre compasivo, misericordioso y benevolente, por medio de la oración, la limosna y el ayuno. “Tengamos un diálogo permanente con Dios, seamos misericordiosos con el prójimo, ayudemos al que necesita, ayuna y haz una revisión interior, ordena tus pensamientos y emociones desenfrenadas, elimina de ti la pereza, el odio, la mentira, el engaño, la codicia, ambición”, manifestó el director de la Emisora Minuto de Dios.

 “Tomen con alegría el tiempo de cuaresma para limpiar el corazón y regresar a la presencia de Dios”. Finalizó el padre Javi.