“Si hoy escuchan ustedes lo que Dios dice, no endurezcan su corazón como aquellos que se rebelaron y pusieron a prueba a Dios en el desierto…” con este fragmento del texto de Hebreos el padre Javier Riveros ha iniciado la motivación de esta jornada en “Hoy es tu día”, “cuídense ustedes de tener un corazón incrédulo… cuídense entre ustedes para que ustedes no sea engañado en el pecado”, manifestó.  

@elpadrejavi resaltó tres ideas para comenzar un nuevo día en plena conciencia de la acción de Dios en nuestras vidas, lo primero “escuchar lo que Dios dice hoy… qué importante es tener los oídos abiertos para saber lo que Dios está hablando y acoger esa palabra de Dios con amor, alegría, sencillez y humildad; es una palabra útil, que sana y que tiene poder… escuchar a Dios es la primera actitud a tener presente este día de hoy”, manifestó el padre Javier.

“Lo segundo es cuidar de nuestro propio corazón, el cual es templo de Dios, donde Él habita y lugar que también es morada del espíritu; cuidarlo para no dejarnos engañar por el mal, por las mentiras del pecado, por la incredulidad, falta de fe, confianza. Sobre toda cosa guardada, hay que  cuidar el corazón, dice la palabra porque en él está la vida (…) mantente en un corazón abierto, alegre, humilde, limpio, lavado por la sangre de Jesús, lleno de la gracia de Dios. ¡Cuida de ti mismo, para no ser engañado, persuadido por el mal!”, afirmó nuestro director.

Perseverar en la confianza desde el comienzo hasta el final es el tercero de los elementos a recordar en este día; “cuando comenzamos a conocer a Dios tuvimos una confianza entera y total… conservémosla, pues sin el don de la perseverancia no se alcanza la salvación. Estamos llamados a vivir cada día como si no hubiesen más días o más tiempo, ocúpate por vivir el día de hoy y resolver lo que hoy te corresponde, ocúpate en seguir a Dios, escuchar su voz, en la tarea que te corresponde, en el bienestar, en tu relación con Dios y los demás y ten en medio de lo que estás viviendo, una confianza llena en Dios… es necesario tenerla hasta el final”, aseguró el padre.

El padre Javier dijo que viviendo estos tres aspectos, vamos a mantenernos en la fidelidad de nuestro Dios, es por ello que hoy más que nunca digámosle al Señor “abrimos el corazón a ti, recibimos tu Gracia y nos llenamos de alegría; hoy es tu día, para alegrarnos en Dios, confiar, escuchar su palabra que tiene poder para salvarnos, sanarnos y darnos vida, es la oportunidad para volver a sonreír, a creer, volver a Él, debemos estar felices y agradecidos.