El arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda y los dos obispos auxiliares monseñor Luis Manuel Alí y monseñor Pedro Salamanca, hacen un importante llamado en un comunicado, a pensar cuidadosamente los medios y formas de expresión del descontento social en medio de esta crisis, para poder cumplir el principal objetivo  que es el cuidado de la vida y desarrollo justo y equitativo de nuestra nación. Y piden a Dios la sabiduría para discernir en lo que sea más prudente para Colombia, siendo signos de esperanza en medio de la crisis.