Colombia se encuentra bajo amenaza. El pecado, la violencia y la crisis en varias áreas de nuestra sociedad han querido hacer sitio sobre nuestra nación. Pero Dios ha convocado a sus hijos a un tiempo de unidad, de comunión con Él y de preparación a fin de hacer frente, defender y levantar bandera de victoria en Colombia.

En la motivación de hoy, en el programa Hoy es tu día, el padre Javier Riveros, director de la Emisora Minuto de Dios Bogotá y Medellín, nos comparte un pasaje bíblico muy propicio para este tiempo de batalla espiritual. El padre Riveros toma como cita base 2da Crónicas 20;03. En la cita bíblica, el rey Josafat recibe un anuncio de que, los ejércitos de los reyes de Moab y Amón venían a atacar a Judá. Josafat tuvo temor, pero su reacción fue buscar la ayuda del Señor en oración. “La decisión más importante que, como hijos de Dios debemos tomar frente a cualquier amenaza es acudir a Dios” afirma el sacerdote eudista. Como escribió el salmista: “En el día que temo, yo en ti confío”, Salmo 56;03. Josafat tomó la decisión más acertada y hoy el padre Riveros nos insta a actuar con la misma determinación frente a las amenazas que se ciernen sobre nuestra vida, nuestra salud, nuestra economía y nuestra nación. Levantemos un clamor fervoroso e insistente al Señor pidiendo que su Presencia nos acompañe y nos defienda en el día de la batalla.

Cuando estemos en oración, pidámosle al Señor que nos unja con su Espíritu, que deposite en nosotros sus Dones, que coloque en nosotros Sabiduría y habilidad para usar las armas espirituales que están a nuestra disposición (Salmo 18;35). “Señor, derrama de tu Gracia sobre todos nosotros. Respalda a tu pueblo que se encuentra reunido en un mismo sentir en la unidad del Espíritu”. Y en ese mismo propósito, el padre Javier nos convoca, como Josafat, a un tiempo de ayuno; un tiempo de limpieza, de arrepentimiento porque “es hora de volver a Dios”.

Así como Josafat se puso delante del pueblo, hoy, el @padreriveros se levanta para dirigirnos en este tiempo de batalla espiritual guiado por el Espíritu Santo, llamándonos a la unidad como ejército de Dios, uniendo fuerzas para mejorar equipos para radio y televisión, pues estas son las armas que Dios usará para liberar a Colombia. Es tiempo de salvar a Colombia, reconociendo que cuando clamemos a Dios en momentos de prueba, Él nos oirá y nos salvará.

“Padre, hoy nos presentamos como tu ejército y nos disponemos para entrar a la batalla dirigidos por Tu Voz. Te pedimos que marches delante de nosotros pues solo contigo somos más que vencedores. Amén”