Hoy me dirijo a ustedes mujeres únicas y valiosas, mujeres capaces de sostener un hogar, de cambiar un mal momento con una sonrisa, mujeres que en medio del afán del día a día, sienten en su corazón la necesidad de un encuentro con Dios, que les permita renovar fuerzas, encontrar esa luz que nos guía el camino. Mujeres cercanas a Dios que quieren un abrazo de ese Padre amoroso y misericordioso.

“La mujer tiene una especial sensibilidad por las ‘cosas de Dios’ en especial para ayudarnos a comprender la misericordia, la ternura y el amor que Dios tiene para nosotros”. Esta es una frase del Papa Francisco que dijo en una de sus catequesis, y yo creo profundamente que esto es cierto, Dios en su infinito amor nos dio la posibilidad de tener la ternura y el amor a flor de piel, desde nuestras entrañas están estos sentimientos esperando a salir, esperando mostrarse al mundo y ser instrumento para la acción de Dios.

«La visión perfecta de Dios» Somos mujeres amadas por Dios, que decidimos superar muchas barreras, que cada día nos reinventamos y nos empoderamos. Somos la visión perfecta de Dios, somos mujeres 2020.

Pero no siempre es fácil reflejar esos dones que Dios nos regaló, en ocasiones el tiempo, la rutina, las tareas nos encierran en un mundo lejano de todas las maravillas de Dios. Para tí que estás leyendo esto y que quieres reencontrarte con ese Padre que te hizo con su visión perfecta, tan amada y valiosa, que te regaló muchos carismas que aún tienes guardados o que incluso no sabes que tienes, te tenemos una invitación especial:

Encuentro virtual de Mujeres, la visión perfecta de Dios, un espacio donde volverás a recordar tu papel de protagonista de tu vida, para tener más presente que nunca lo perfecta que eres a los ojos del creador y que no tienes fecha de vencimiento. Este próximo 20 de septiembre, será un encuentro especial en el que te reencontrarás con Dios, Padre amoroso y maravilloso, que te da un motivo diario para sonreír y que confía en ti, que te anima e incluso te carga en los momentos más difíciles.

No te pierdas esta oportunidad maravillosa de desconectarte de las dificultades, de la rutina y entrar en sintonía con el amor incondicional de Dios, con el único capaz de darnos Nuevas fuerzas, además si vives con más mujeres, es posible que todas disfruten este regalo maravilloso, con una sola escarapela virtual.

Las esperamos mujeres únicas, valiosas y muy amadas por Dios

Consigue tus entradas aquí: