La mejor compañía ante cualquier situación es nuestro Señor, Él siempre nos escucha y atiende nuestras inquietudes por medio de la intercesión del Espíritu Santo, que es quien vela por nosotros siempre, e intercede ante el Padre celestial por quienes somos fieles a Él.

El padre Javier Riveros, (@ElPadreJavi) nos ha hablado hoy sobre la bondad y las cualidades del Espíritu Santo, quien a través de su gracia y amor llena nuestros corazones, y es a través del Espíritu Santo que nos acercamos a Dios por medio de la oración, pues, aunque no sepamos orar, actúa en nuestro favor.

No podemos vivir sin la oración, este encuentro diario con Dios, nos permite hablar con Él como con un amigo; la razón por la cual siempre debemos invocar al Espíritu Santo es porque ruega por todos nosotros conforme a la voluntad de Dios, por quienes le pertenecemos: El Espíritu Santo ruega, ayuda y habla en la oración para que todos nosotros seamos escuchados por nuestro Señor.

Aprovechemos este don, esta virtud que Dios nos ha regalado a todos nosotros para poder tener un apoyo espiritual, una cercanía con aquel que nos ha dado la vida y quien nos da todos los días claras señales de cómo vivirla bienaventuradamente, a través de la Palabra y de la misma vida, que nos va mostrando caminos diferentes en los cuales podamos elegir nuestro camino glorioso, en su sagrado nombre.