Agosto 27 de 2019

Del Santo Evangelio según San Mateo (23, 23-26)

La maldad nos golpea cada vez más, pero con los tres dones que el Señor nos regala podemos derrotarla. Para ponerlos en práctica, es importante limpiar nuestro interior y trabajar para que haya franqueza tanto con el Creador como con las personas que nos rodean.