Al conmemorarse el segundo aniversario de la Visita Apostólica del Papa Francisco al país, los obispos de la Iglesia Católica han reiterado el llamado a “asumir y urgir el camino hacia la paz definitiva, la reconciliación personal y social, el rechazo a la violencia (…) la consolidación de la unidad y de la institucionalidad”.

Haciendo eco a las palabras del Santo Padre en Villavicencio: “Es la hora para desactivar los odios, renunciar a las venganzas y abrirse a la convivencia basada en la justicia, en la verdad y en una verdadera cultura del encuentro fraterno”, los prelados convocaron a los sectores de la sociedad colombiana a “acrecentar el esfuerzo y la dedicación para lograr la reconciliación tan anhelada”.

Para ello, insistieron, es preciso “superar las diferencias políticas, ideológicas, culturales y económicas, dejar intereses y propósitos individualistas”.

Tras ratificar el llamado por la defensa de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural y rechazar todo hecho de violencia, recordaron que en el camino para la reconciliación es fundamental el diálogo, la honestidad, la cooperación, la justicia social, el respeto de los derechos humanos y el acceso a las víctimas a la justicia, verdad y reparación.

Finalmente, afirmaron que “estamos llamados a apoyar a quienes han dejado las armas para reincorporarse a la vida política, económica y social”.  

“A quienes permanecen en los Espacios de Reintegración y Capacitación, les expresamos nuestra cercanía y apoyo para el logro de las metas trazadas en el marco de la convivencia pacífica y la participación en la vida democrática”, manifestaron.

Descargar Comunicado

Cortesía Conferencia Episcopal Colombiana