En el mensaje compartido por el P. Javier Riveros, director de la Emisora Minuto de Dios Bogotá y Medellín, durante la emisión de la Asamblea Nacional Carismática del pasado miércoles, refirió cómo el Espíritu Santo se manifestó con gran poder y señales en medio de la persecución de la primera Iglesia.

Después de la visita del Espíritu Santo, se levantó una persecución fuerte contra todos los creyentes en Cristo; Saulo (conocido más adelante como el Apóstol Pablo), quien había permitido la muerte de Esteban, sacaba de sus casas a los creyentes, hombres y mujeres y los encarcelaba. Pero esto no detuvo el correr del mensaje. Muchos fueron esparcidos y llevaban las buenas noticias con alegría.

Estamos viviendo tiempos difíciles, pero “la buena nueva es para ahora, para esta dificultad; la buena nueva es la Palabra de Dios”, afirmó el padre Javier. Este tiempo no es para dispersarnos o para dejarnos llevar por el dolor y la desesperanza, sino de “reunirnos en torno a la Palabra, en torno a Jesús”.

@elpadrejavi expuso la difícil situación que estaban experimentando los cristianos de la primera iglesia y afirma, “creer en Dios no nos exime de las dificultades”. Esa persecución provocó que muchos huyeran de la ciudad para salvar sus vidas, pero los apóstoles no. Ellos se quedaron firmes en la ciudad, resistiendo en unanimidad, ya no había razón para huir; el tiempo de huir ya lo habían vivido como discípulos, ahora eran hombres transformados revestidos del Poder del Espíritu Santo con la plena confianza en Dios y con la seguridad de que sus vidas ya no les pertenecen, sino que les pertenecen a Cristo.

“Es en esta circunstancia que florece el Cristo resucitado, el Cristo que sufre con nosotros pero que también nos salva”, afirmó el sacerdote eudista. Un aspecto importante que se manifestó en medio de la persecución fue la caridad, en el pasaje está representada en el gesto que tuvieron algunos hombres piadosos al sepultar y honrar a Esteban. El padre Javier nos invita a dejarnos mover por la caridad, “no dejemos de tener actitudes, palabras y gestos de caridad con nuestros hermanos, porque ahí está el Señor”.

El padre Javier es contundente al decir que, “El mal hace estragos y es una realidad que no podemos desconocer, pero Dios está por encima de esa realidad, no pierdas de vista la realidad de Dios”. Vive por fe, vive creyendo la Palabra de Dios. Por otra parte, muchos de los que huyeron no se quedaron callados; eran portadores de las Buenas Noticias, se permitieron ser usados para que “el Reino de Dios creciera en tiempos difíciles”. Dios transformó esta circunstancia para gloria de Su Nombre, para alcanzar a muchos, el padre Riveros lo llama “las causas segundas de Dios”, Dios puede usar esta pandemia para salvación de tu familia, para restaurar la unidad de tu hogar, para sanar a un familiar en grave estado y hacerlo testimonio de Su Gracia. Recuerda, “la voluntad de Dios es rescatar a todos, salvar a todos que no se pierda ninguno”: @elpadrejavi.

Esta es la oportunidad de predicar a Cristo, de ver y ser partícipes de las señales y los milagros que Dios obrará en este tiempo; porque, así como usó a Felipe en la ciudad de Samaria y esta se llenó de alegría; así Cristo quiere llenar tu vida, tu hogar con la alegría de Su Presencia.

“Predica a Cristo, anuncia a Cristo a tiempo y a destiempo”, dice el sacerdote eudista, instándonos a llevar las buenas nuevas a todos. Que nada detenga el mover de Dios sobre nuestro país, porque esta crisis “terminará en alegría”.

Puedes revivir nuestra Asamblea de este miércoles 21 haciendo click en el siguiente enlace: https://youtu.be/HVpuY7HYIBs