Ya estamos muy cerca de vivir la Fiesta de Pentecostés y desde la Palabra de Dios, Jesús nos viene preparando para la llegada del Paráclito. Hoy el Evangelio de Juan, capitulo 16 nos describe esos 3 signos que el Espíritu Santo puede hacer en nuestras vidas:

  1. Nos guía: El Espíritu defensor nos ayuda a observar y sensibilizarnos ante los detalles, para guiarnos a la verdad que es Jesús, la plenitud de la revelación traída por Él.
  2. Nos comunica lo que está por venir: El Espíritu Santo nos aleja del miedo que satanás busca instaurar en nosotros y nos regala la posibilidad de leer los signos de los tiempos, esto es llamado la acción profética. Él, nos mostrará hacía dónde Dios conducirá la historia, las circunstancias. Y el Espíritu nos da esa sensibilidad para conocer las necesidades del mundo de hoy, nos da intuiciones espirituales. Un ejemplo claro de esto son los santos, San Juan Eudes, o el Padre Rafael García Herreros, que supieron dar respuesta a las necesidades del momento, pero es un don que está para todos.
  3. Nos vuelve adoradores de Jesús: El espíritu nos enseñará el camino de la alabanza, de la adoración, nos volverá glorificadores de Dios. El paráclito todo el tiempo nos muestra cómo se glorifica a Dios, nos enseña a ser adoradores en espíritu y verdad, seremos gloria de Jesús; nuestras vidas, nuestras Palabras serán alabanzas para Él.

Preparemos nuestro corazón para recibir ese don de Dios que es el Espíritu Santo, con la Red de Emisoras lo puedes hacer a través de la Novena al Espíritu Santo, que inicia este viernes 22 de mayo, a las 10:00 a.m. y 9:00 p.m. a través de radio y el domingo 31 de mayo, tendremos un Gran Congreso de Pentecostés virtual a través de la página minutodedios.fm/pentecostes ¡vivamos juntos está gran fiesta!