La Lectio divina nos ayuda a entender la Palabra de Dios y poder aplicarla a nuestra vida y realidad, ahora durante este tiempo de pandemia, o en alguna dificultad particular que se esté viviendo, el Salmo 20 nos llena de esperanza con su mensaje. Explicado por el Padre Javier Riveros vamos paso a paso a realizar este proceso.

  1. Lectura del Texto

¿Qué dice el texto? Por sí mismo, qué dice, es comprender la Palabra, identificar qué quiere Dios decir.

Vemos que este Salmo es una oración de súplica por el rey, aunque el protagonista no es el rey si no Dios mismo. Un grupo de personas clama a Dios, en el día de la angustia, o en el día del aprieto.  

Al parecer el rey tiene una batalla o lucha, y se suplica a Dios, para que le dé la victoria, al final esta llega y es una victoria del Señor, el rey es el ungido del Señor, para nosotros el ungido y el rey es Jesús.

Este texto, por lo tanto tiene un valor mesiánico, se puede leer en esta perspectiva de la espera del Mesías, un salmo que vemos realizado en Jesús, Rey de reyes y Señor de señores. La victoria es de Dios y Él le da la victoria a su Mesías, así lo vemos nosotros escrito en el Nuevo Testamento y los Evangelios.

Este salmo es una oración que nos invita a suplicar el auxilio y ayuda en tiempos de prueba y dificultad, en tiempos de batalla. Deja ver de manera implícita la victoria que se va a dar.

  • Meditación

¿Qué me dice a mí? Actualizamos la Palabra para ver qué me dice Dios

En todas mis circunstancias, batallas o combates, tengo el respaldo de Dios a mi lado, Él asume como propias mis luchas.. He de saber que cuento con lo más importante que es Dios

En los días de prueba, aprietos y angustia, Dios va a responder a nuestra oración, no hay oración que Dios no responda. Y Él responderá de una manera grandiosa, y nos dará la victoria del Ungido.

En este tiempo de pandemia, de prueba, podemos orar y clamar a Dios su auxilio y el responderá con victoria, la victoria del Señor. Llenos de esperanza, podemos decir que pasé lo que pasé que la victoria sea del Señor, no vencerá la muerte, la tristeza o desolación, ni el desánimo, o el mal, será Dios quién ganará, Él vence en Colombia, el mundo, en mi familia, mi vida.

  • Oración

¿Qué le digo yo al Señor?

“Señor que en el día de la angustia, veamos tu victoria; Que en el día y el tiempo de la prueba, como el que tal vez estamos pasando ahora, podamos ver tu Victoria, y celebrarla. Nosotros Señor, confiamos en Ti, nuestra confianza está puesta en Ti, y contigo saldremos vencedores de esta prueba que estamos viviendo.

Padre Dios dale la victoria a tu Ungido; dale la victoria a tu Cristo, en medio del tiempo y las circunstancias que estamos viviendo, Dale la victoria a nuestro Rey, Jesús, a todos nosotros en Él. Que salgamos victoriosos de esta prueba en el nombre de Jesús” Amén

Padre Javier Riveros

  • Contemplación

Finalmente cada uno vamos a Interiorizar el mensaje en nuestro espíritu, mente y corazón. Que está reflexión que hicimos nos permita ver el camino a seguir, basado en la Palabra de Dios.

Está gran oración de Victoria está incluida en nuestro Kit Salvando la Barca, que puedes adquirir en nuestras Librerías Minuto de Dios, de Lunes a Sábado de 12:00 a 6:00 P.m. Por solo $40.000 Incluido el domicilio (aplica solo para Colombia)

Mayores Informes: 743 3070 ext 2634- 2636 – 2618

¡No te quedes sin el tuyo!