Septiembre 3 de 2019

Del Santo Evangelio según San Lucas (4, 31-37)

En este pasaje, el Padre Javier Riveros nos muestra que la palabra del Señor es poderosa, tanto que hasta las tinieblas desaparecen. Si queremos evitar que la maldad y el pecado nos dominen, dejemos que la unción del Espíritu del Creador actúe en nuestro ser y por ningún motivo permitamos que la fe en Él se pierda.