El Sumo Pontífice nos ha brindado un consejo para superar la terrible crisis del Covid-19 que ha afectado y cambiado el estilo de vida de todas las personas del mundo, y ha dejado claro que es por medio de la educación que lograremos salir adelante en esta crisis, pues educar es “es buscar el sentido de las cosas y enseñar a buscar el sentido de las cosas”.

El mensaje fue enviado por Francisco este viernes 05 de junio, por medio de un vídeo que fue compartido a los participantes del encuentro virtual organizado por la Fundación Scholas Occurrentes por la Jornada Mundial del Medio ambiente.

Allí el Papa explicó que «ésto que estamos viviendo es una crisis, y es en momentos así que se pone en juego la responsabilidad humana, pues crisis significa originalmente ‘ruptura’, ‘tajo’, ‘apertura’, ‘peligro’, pero también implica en medio de toda la tiniebla una ‘oportunidad” para seguir adelante».

Francisco aseguró también que las crisis son necesarias, pues es cuando las atravesamos que logramos avanzar como sociedad, “¡Pobre de la humanidad sin crisis! Toda perfecta, toda ordenadita, toda almidonadita. Pensémosla, sería una humanidad enferma, muy enferma. Gracias a Dios que no se da, pues sería una humanidad dormida” dijo el Papa en su vídeo.

Pero el Papa ha sido claro: para superar la crisis debemos tener la fortaleza suficiente y la capacidad para hacerlo, por ello ha hecho el llamado a “educar” frente a las adversidades “las crisis, si no son bien acompañadas son peligrosas, porque uno se puede desorientar” ha dicho Francisco, quien también expresó que en las crisis “nos invade el miedo, nos cerramos como individuos, o comenzamos a repetir lo que a muy pocos les conviene, vaciándonos de sentido, tapando el propio llamado, perdiendo la belleza”, todo esto ocurre cuando uno atraviesa una crisis solo y es por eso que se necesitan maestros de vida.

Para finalizar, el Sumo Pontífice hizo un llamado a los maestros de vida: “la educación escucha, o no educa. Si no escucha, no educa. La educación crea cultura, o no educa. La educación nos enseña a celebrar, o no educa” y dejó claro que, aunque mucha gente cree que educar es saber cosas, un verdadero educador escucha, crea cultura y celebra los triunfos.