El “paganismo” de la Iglesia

El Sínodo Amazónico: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral, ha encontrado en varios sectores de la Iglesia profundas reflexiones a su favor y en su contra como proyecto eclesial, cívico y ecológico “que mira superar los confines y redefinir las líneas pastorales, adecuándolas a los tiempos contemporáneos”[1] . Muchas de las posturas a favor del Sínodo y muchos de los símbolos utilizados en él fueron catalogados como el retorno del “paganismo” a la Iglesia. Basta hacer una lectura rápida de sitios web ultra conservadores para descubrir el modelo de cristianismo que imperó –y que parece no pasa de moda para algunos – de ver a la Iglesia como sociedad perfecta: “En ese diálogo intercultural, la Iglesia debe además enriquecerse con elementos claramente paganos y/o panteístas de tales creencias, como «la fe en Dios Padre-Madre Creador», las «relaciones con los antepasados», la «comunión y armonía con la tierra» (n° 121) y la conectividad con «las diferentes fuerzas espirituales» (n° 13). Ni siquiera la curandería queda al margen de ese «enriquecimiento».”[2] Y otra postura en el mismo sentido: “El sínodo debería estar buscando el modo de evangelizar esos pueblos “con el poder salvífico de Cristo”, señala Porter, en lugar de, como dicen los documentos de trabajo, observar a los pueblos aborígenes como si “ya hubiesen tenido una revelación divina” y su espiritualidad fuese “una fuente de riquezas para la experiencia cristiana” que debiese ser “parte del catecismo”[3]. En este último, cita el testimonio de una “víctima” europea con respecto a la ceremonia religiosa sincretista.

El problema tal vez más importante de toda la discusión descansa en lo que se puede llamar “la amazonización del cristianismo” en lugar de la “cristianización del Amazonas”, como lo sugieren las posturas citadas. En últimas, las posiciones más fuertes y contradictorias al Sínodo abogan por el privilegio del anuncio de Jesucristo sobre todas las cosas, culturas y creencias existentes en la Amazonia. Pienso que esto es contrario a lo que en realidad se pretende: caminar juntos en la comprensión de la realidad amazónica para anunciar a Jesucristo. Ya el papa ha hablado desde el comienzo del Sínodo evitar colonizar –inclusive ideológicamente- para anunciar a Jesucristo: “nos acercamos ajenos a colonizaciones ideológicas que destruyen o reducen la idiosincrasia de los pueblos. Hoy es tan común esto de las colonizaciones ideológicas. Y nos acercamos sin el afán empresarial de hacerles programas preconfeccionados, de “disciplinar” a los pueblos amazónicos, disciplinar su historia, su cultura; eso no, ese afán de domesticar los pueblos originarios”[4]. Sin dudas, una posición de Francisco bastante hiriente para quienes el anuncio de Jesucristo implica renunciar a las propias convicciones de vida y asumir con esta nueva fe un estilo de vida moldeado en muchos aspectos por la colonización cultural del norte.

Como miembro de la Iglesia me gusta imaginarme su ser y quehacer “desde abajo”, en diálogo con las realidades integrales que conforman al ser humano, una iglesia que dialoga en sus dimensiones pastorales, culturales, sociales y ecológicas. Esta es la mirada del discípulo misionero. El anuncio de Jesucristo nos apremia, pero no en la perspectiva de ganar más adeptos para él a costa de cualquier precio: se trata de anunciar a Jesucristo como aquel que nos impulsa a reflexionar, dialogar, escuchar y testimoniar la alegría de creer en él. No creemos en una doctrina, creemos en una persona, creemos en Dios que se hizo historia para sacar del abismo a quien ha caído en los poderes deshumanizantes de la sociedad, y hoy por hoy, también de la religión.


[1] SÍNODO AMAZÓNICO. ¿Por qué un sínodo para la Amazonía? Ciudad del Vaticano, 2019. Disponible en http://www.sinodoamazonico.va/content/sinodoamazonico/es/el-sinodo-panamazonico/el-sinodo-sobre-la-amazonia.html

[2] INFOCATÓLICA. El Sínodo al servicio de la agenda neo-pagana. Disponible en http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=35162

[3] INFOVATICANA. Cómo un ritual pagano amazónico me trajo 48 años de tormento demoníaco. Disponible en https://infovaticana.com/2019/10/22/como-un-ritual-pagano-del-amazonas-me-trajo-48-anos-de-tormento-demoniaco-hasta-que-cristo-me-libero/

[4] PAPA FRANCISCO. Apertura de los trabajos de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica sobre el tema: “Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Saludo del Santo Padre Francisco. Ciudad del Vaticano: 7 de octubre de 2019. Disponible en: http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2019/october/documents/papa-francesco_20191007_apertura-sinodo.html