Cada día debemos acercarnos a Dios y hablar con Él para que sea nuestra guía y nuestro camino, debemos también agradecerle por darnos la oportunidad de un nuevo día, acercándonos con un corazón abierto para su amor y arrepentido por las faltas cometidas, amándolo sobre todas las cosas y dándole la gloria eterna con humildad y sencillez. Como cristianos debemos rogar a El Señor para que haga su obra en nuestras vidas, alabándolo y glorificándolo; dejando que su poder divino llene nuestros corazones y nuestras vidas, permitiendo también que su corazón emane sobre nosotros rayos de luz y amor que nos iluminen y nos llenen de amor, gozo y felicidad.

La vida está llena momentos buenos y males, de tristeza y alegría, hay fracasos y recompensas en su caminar, pero debemos saber que, como verdaderos cristianos, debemos llevar a Cristo Nuestro Señor en el corazón, participando de su espíritu, gracia y esperanza. Aun así, no es de extrañar que, aunque estemos con Él tengamos ocasionalmente una prueba o dificultad, ya que estás son partes de la vida misma y sólo con Cristo cobran sentido, y a su lado es la única manera de encontrarles sentido.

Así lo vimos hoy en la reflexión del día con el padre Javier Riveros en “Este Es El Día”; “Cristo también pasó pruebas y dificultades, pero las venció pasando a través de ellas. Por eso es tu mejor compañía para atravesar las dificultades” – así nos cuenta el padre Riveros que de la misma manera en que hacemos parte de las dificultades, tendremos parte también en la victoria, siempre acompañados por Jesús.

El Espíritu Santo está con nosotros los cristianos de corazón, Él nos consuela, nos protege y nos acompaña para que podamos vivirlas con su amor y poder vencerlas con su poder, si algo debemos tener claro es que es propio de la vida tener pruebas, y asimismo es propio de Cristo vencerlas. “Si vas a sufrir que sea haciendo el bien, para no avergonzarte sino sentirte orgulloso y alabar a Dios por eso”, estas son las palabras de consuelo y apoyo que nos brinda el padre Javier, para aquellos que estamos pasando por algún problema o prueba en estos momentos.